¿Cuánto debo cobrar por mis productos?

Definir el precio puede resultar abrumador y una decisión muy importante, ya que parte del éxito de nuestro emprendimiento dependerá de la aceptación del precio por parte de nuestro mercado objetivo o cliente ideal.

En éste punto nos sirve la investigación que realizamos de la competencia, gracias a ello conocemos de antemano el rango de precios que estarían  dispuestos a pagar por un producto similar al que se ofrecerá.

Ten en cuenta que no por el hecho que nuestros competidores cobren un precio, nosotros debemos fijar el mismo. Para tomar esa decisión es necesario calcular los costos del producto y establecer una ganancia. Con ello decidiremos si el precio final será mayor, menor, o igual al de la competencia. 

Calcularemos el precio de venta usando el ejemplo de la idea de negocio de los “desayunos a delivery”. Donde se adquieren diversos insumos como frutas, carnes, pan, etc. para elaborar un desayuno.

En tal caso debemos calcular el costo de los insumos utilizados o materia prima, el costo de mano de obra y el costo del empaque final.

En la Tabla N° 1 “Cálculo del precio de venta”, puedes visualizar los insumos o materia prima  requeridos para el producto final “Desayuno de casa”, con sus respectivos precios y cantidades unitarias, con ello calculamos el costo total de materia prima. Para el ejemplo sería de s/9.46.

Continuamos con el cálculo de Mano de obra, el cual se refiere al costo del esfuerzo humano para elaborar un producto. En el ejemplo se ha realizado el cálculo en base a horas hombre, indicando que para elaborar un “desayuno de casa” se demoran 0.5 horas o 30 minutos.

El costo unitario por hora se calculó considerando el sueldo mínimo de s/930 al mes, entonces el costo de una hora sería s/3.88 (s/930 ÷ 30 días ÷ 8 horas al día = s/3.88 por hora)

Lo siguiente es agregar el costo del empaque final, y otros costos en que se hayan incurrido para elaborar el producto. Para nuestro ejemplo el costo del empaque es de s/2.00

Luego sumar el costo de materia prima, con el costo de mano de obra y el costo del empaque y otros si los hubiera, así es posible obtener el costo del producto terminado,  el cual nos indica cuánto nos cuesta elaborar o producir un producto listo para vender.

Nos queda calcular la ganancia a obtener, en el ejemplo se ha considerado una ganancia del 50% del costo del producto terminado, es decir s/6.70 (s/13.40 x 50% = s/6.70).

Como último paso definiremos un sobreprecio para poder dar descuentos. ¿Crees que los comercios que dan descuentos ganan menos? Claro que no, lo cierto es que ya han calculado un sobreprecio, es decir han agregado algunas monedas al precio de venta para después simplemente quitárselo y dar descuentos sin afectar su ganancia. En nuestro ejemplo hemos considerado un 15%, es decir que en cualquier momento podemos ofrecer descuentos hasta del 15% y seguiremos ganando lo mismo (s/6.70 en caso del ejemplo).

En la parte final de la tabla N° 1, donde dice “Precio de venta final” se muestran dos precios distintos, el primero no incluye sobreprecio, solo se ha sumado el costo del producto terminado y la ganancia (s/13.40+ s/6.70= s/20.10). Aquí no es posible dar descuentos, pues si lo haces estarás afectando tu ganancia.

El segundo valor si incluye un sobreprecio y es posible dar descuentos hasta del 15%. ¿Cómo se ha calculado éste sobreprecio? Primero se ha sumado el costo del producto terminado y la ganancia (s/13.40+ s/6.70= s/20.10) a éste último valor se ha dividido con 85% (100%-15% valor del descuento =85%), con lo cual nos da como precio de venta final s/23.64.

 

 

 

Deja un comentario

avatar