10 lecciones que aprendí de Usted SA

Existen muchas maneras de seguir aprendiendo y una de ellas es leyendo. En esta ocasión elegí “Usted SA, usabilidad y marketing personal” de Inés Temple.

De manera general éste libro presenta pautas para mejorar nuestra empleabilidad (capacidad de una persona para mantenerse o mejorar su empleo). Sin embargo, las lecciones también se pueden aplicar a los negocios, es más nos da un nuevo enfoque para aprovechar nuestras habilidades y conocimientos, pasando de ser asalariados a “proveedores de servicios”. Es decir, vernos como nuestro propio negocio. Y éstas son las lecciones que puedes aplicar a tu negocio:

  • La única manera de seguir siendo siempre exitoso es cambiar cuando a uno le va bien. No esperar a que la competencia nos lleve una cabeza de ventaja para ponernos las pilas. El cambio puede ser diverso como mejorar la tecnología que se utiliza (equipos, programas), capacitarse, identificar un nuevo mercado, desarrollar nuevos productos, mejorar un producto existente, etc.
  • Poner todos tus planes por escrito. Ya que nos sirve como recordatorio, más aún si los colocamos en un lugar visible, ya sea en un mural o en el escritorio sólo por dar un ejemplo.
  • Crear y mantener una buena reputación: Es decir que además de preocuparse por ofrecer un buen producto o servicio y hacer que la experiencia de compra sea única, no debemos diferenciar el trato entre uno y otro cliente, pues la impresión que dejemos en cada uno de ellos se correrá de boca en boca.
  • El mercado verá lo que tú pareces ser: ten en cuenta que no basta con ser bueno en lo que hacemos, producimos o vendemos, sino también parecerlo.
  • Crear una red de confianza: se refiere a cultivar una relación a largo plazo con “personas que nos aprecian, con las que hemos trabajado o conocemos” (cambia la palabra personas por clientes). De ésta manera cuando alguien les pregunte por algún producto o servicio semejante al que ofrecemos, sean capaces de recomendarnos, todo ello basado en una buena experiencia que tuvieron al adquirir un bien o servicio en nuestro negocio.
  • Contar con ahorros que permitan cubrir los costos fijos durante temporadas bajas.
  • Respetar los acuerdos con clientes y proveedores.
  • No vender productos o servicios vacíos, ofrece un valor agregado: Es necesario enfocarse en las verdaderas necesidades del cliente frente a la adquisición de un bien o servicio. Por ejemplo, una persona interesada en adquirir una vivienda, no sólo busca un techo sino que se preocupa por la seguridad de su familia, desea contar con acceso a ambientes recreacionales, comodidad, privacidad. Conociendo todo ello, es posible diseñar un proyecto inmobiliario que cubra todas las necesidades del cliente y además le ofrezca algo que inicialmente el cliente no consideraba, eso es agregar valor.
  • Nuestros clientes nos preferirán mientras les convenga trabajar con nosotros, caso contrario buscarán a alguien más. Lo mismo sucede desde la perspectiva del empresario.
  • Nunca es tarde para aprender y adaptarse a los cambios tecnológicos.

 

Estas sólo fueron algunas de las lecciones más resaltantes que encontré en Usted SA, y te aseguro que al leerlo encontrarás muchas más.

 

 

Deja un comentario

avatar